Relacionarse en tiempos modernos

Conseguir sueños sexuales resulta asiduo tanto en hombres como en mujeres, nacen de nuestra imaginación como   una clase   de complacer vivencias ó situaciones, que por cualquier eventualidad, no  las conseguimos hacer ó no las deseamos cumplir, por ello se dice ” la imaginación al poder ” los señores son más visuales  en sus sueños, les gusta realizar, y también dejarse hacer, sin embargo el sexo femenino son mas sensibles.

El erotismo es un lado del mundo que la mayoría deseamos disfrutar, con las  imaginaciones  se encienden arrebatos, se alejan miedos.

Puede ser una medida imaginativa,  para combatir  la repetición  a la que nos estamos sumidos  en algunos   momentos de nuestra realidad,   entendiendo que el placer envuelve y anima a todos los personajes de nuestra ilusión.

Escorts Barcelona

Existen ocultas o públicas, picantes, apasionadas, con arreglo al grado de su categoría, la modalidad es casi inimaginable  y evolucionan  con su rutina.

Hacerlas corto plazo, supone un reto, suerte ó un fiasco, pero la mayoría de las veces nos recuperan de la repetición   y su monotonía, al mismo tiempo que valoramos muy bien la  sexualidad.

Las escorts   son cómplices, reservadas y desinhibidas   que  realizan   las ficciones en su opción  más real   y trata de hacer realidad   deseos únicamente imaginados en sensaciones   muy cercanas a la realidad.

Las escorts se vuelven en enfermera erótica. No existe nada más agradable que disfrutar de sueños con alguien, que no tienen escrúpulos,  no cambia su forma de verte y te da el agrado a tope.

Fantasías ardientes de la fémina

1. Fantasías con su pareja (las lícitas). Lo destacable de estas imaginaciones se trataba de que se tiene demasiados probabilidades de que se  conviertan verdad. Obtener sexo salvaje,tener sexo en el mar, en la cocina, en la ducha, usar juguetes eróticos.

2. Sexo con alguien que no ha sido tu novio. Con un amor de la juventud, con un conocido, con un desconocido. Pensar en una relación de esposo no convierte que necesariamente les dejen de atraer el chico o que no podamos  recordar    circunstancias anteriores  cargadas de frenesí

3. Sexo con otra mujer. En la chica no existe tan asiduamente  las rarezas eróticas con este tipo de experiencias    igual que en el hombre  y por lo habitual no se imagina con hombres conocidos sino con una persona que sabe saciar lo que se quiere.

4. Dirigir o sentirse la dominada. Poe ejemplo que nos golpeen sueve, Sexo apasionado o duro, etc. no violento. Consiguen ser sueños que la mujer solo comenta a su esposo cuando la confianza o la vinculación de relación es demasiado alta, debe ser una forma de necesitar  desenfrenarse, pero lo opuesto además debería ser habitual dirigir sujetos que nos maneja o que tiene mucho poder o potencia.

5. Conseguir gozo con la lengua. Es el sueño por excelencia que genera bastantes orgasmos, en el que el paradigma de hombre que nos interesa se muere por satisfacer con el recibir placer con la lengua igual como un siervo  y que  goza igual como tú.

6. Deseo maternal. Las consigue percibir la seguridad de que su soñado no se convertirá en vapor en un momento, su deseo por ella es perpetuo y intercalar su código genético con el tuyo, es el objetivo de esta lujuria eterna.

La verdad nos muestra que esa ilusión se tiene que moderarla, es costosa

Escort Barcelona

7. Hacer el amor en grupo. Las fantasías por ejemplo  realizar tríos, apreciar a algunos, etc les da a entender que necesitamos perder aquellos tabues de la lujuria y la forma de ratificarlo es en compañia.

8. Pasión tipo Hollywood. Haber sido bastante  bella que el ser amado   no suele aguantar su frenesí  y consiga sentir igual que una Diosa y que en su existencia sea impensable otra fémina. Un romance clase “lo que el viento se llevo”.

9. Ser  stripper o escort. Es una fnatasia en la que un chico nos paga por complacer los caprichos eróticos y vestidas de doctoras nos permite sentir irrefrenables, dominando  el arte del frenesí volviendo chiflado a un hombre en la cama sin recato y sin que afecte la clase de vínculos ardientes.

10. Erotismo casual o ” aquí te pillo aquí te mato”. Consiste en el venerado frenesí porque si, lo deseoamos y ya apareció sin tabues, un anónimo para un instante de gran placer independientemente del sitio en el que estemos. Esas ocasiones consiguen acabar en gatillazo en la realidad.

Sueños eróticos del hombre

1. Imaginaciones con su novia. Desean intervenir en sus imaginaciones con el individuo que se selecciona para novia, por ejemplo fantasear como un intérprete erótico, hacer el amor en el teatro, en la oficina, en el lavadero, en un baño publico, etc…

2. Deseo con una extraña. Casi siempre es una medida de vivir otra vez la pasión, el deseo desenfrenado, por ejemplo con una íntima, una conocida, un amor anterior o una imagen publicitaria.

3. Que sus acompañantes se toquen los genitales para ellos. El ver a la fémina ansiosa de frenesí llegando a masturbarse, le permite verse querido con igual nivel  que él, resulta una ilusión donde el reflejo de sus deseos produce una percepción de compartir simple  agrado y satisfacerla puede ser el mayor de éstos.

4. Frenesí con la boca. El frenesí con la boca ha sido una forma de iniciar sexo que nunca consigue bastante espacio solo lo practicaban las escorts  y los ennoviados eludían esta clase de prácticas, por lo que la fantasía  es vivir que lo consigue por que disfruta igual como tú y se divierte similar ó más que en el momento que él se lo hace.

5. Deseo. A los hombres les cautiva realizar el practicar el amor por detrás puede ser una forma de vivir el dominio absoluto de su señora y por el apogeo de la práctica el agrado para él casi siempre es inigualable.

El ano ha sido una parte erógena, bastante más para ellos que para el sexo femenino, de hecho se rumorea que el punto G de los señores esta en esta región, esta clase de vivencias no se corresponde ninguna preferencia sexual en claro, el tocar esta parte cariñosamente con el dedo produce un gozo magnífico, para los que les gustaría intentar experiencias exhaustivas, experimentadla, no la olvidaréis.

Escorts Mallorca

6. Dominación. El deseo de dominar a su cónyuge tiene como objetivo  hacerla gozar hasta desembocar a un éxtasis que la enloquezca, en el momento que la imaginación consiste en que seas poseída ( que te aten las muñecas ) ser usado sexualmente produce un éxtasis al que no te podrás resistir consiguiéndote llevar por  su voluntad qué desea empujarte al orgasmo más increíble de tu realidad

7. Deseo con 2 o más féminas. Sentirse sobradamente  robusto  para hacerlas gozar a la mayoría con múltiples orgasmos, ser codiciados como un dios del Olimpo provoca un ensalzamiento de la lascivia absolutamente maravillosa.

8. Distinguir a su señora con otra persona u algún sujeto o el únicamente con otro hombre. Observar a su pareja ser palpada y manteniendo relaciones con otra mujer provoca  una percepción de excitación porque al fin él las domina a las 2. Sin embargo el mirarla con otro chico le permite sentir deseos de conseguirla aportar todo el frenesí que ella pide.

En el caso que la ilusión ha sido en la intimidad con otro hombre no conlleva ser homosexual  sino la curiosidad de  tocar un cuerpo que conoce inequivocamente y con el que te da vivencias similares.

“experimentar siempre te da plenitud”

9. Voyeur y exhibicionismo, orgias. El polo contrario del erotismo de carácter discreto y privado, es mostrarse, sentir que alguno infringe las normas de la buena moral produce un gozo absoluto, es necesitar liberarnos del sentido aburridísimo del pudor, observar como otro (voyerismo)  u   otros   practican frenesí activa esta impresión de placer puro y sin límites.

10. Convertirse en una escort. Es una fantasía en la que dicho lado afeminado que cada uno de los señores tienen, quiere intentar el despliegue de los sentidos, verse  completamente distinto y disfrutarlo con desfachatez y sin verguenza para aquello la lencería, pelucas, plataformas, tangas etc. les consigue percibir ser la mujer que les gustaría intentar, la ilusión no supone algún tipo de feminización del señor es un juego más psicológico que corporal.

Comments are closed.