Anfitriones en eventos gastronomicos

Durante todos estas semanas del año necesitamos, la mayoría de los humanos, que realizar el almuerzo y poner la mesa, a excepción de los hombres y mujeres que por razones ocupacionales necesiten desayunar en comedores.

Este acontecimiento de servir la mesa consiste en un protocolo periodico que se efectúa rapidamente (la cuestion es que con un par de platos, un vaso y dos cubiertos, estamos listos). Se tiene que analizar el aspecto de los cubiertos, un almuerzo servido en un velador con sencillez y criterio puede ser más cómodo. El peor impedimento que existe puede ser la carencia de tiempo, vivimos bastante tiempo lejos de casa y siempre que regresamos aparecemos cansados y no tenemos ánimos de preparar el velador, y menos con cada uno de los matices que necesita una mesa con buena adecuación. Sin embargo también es cierto que con actitud podemos aportar un aspecto inolvidable.

chicaschicosyviceversa

Un hule continuamente aseado, unos cubiertos brillantes, unos vasos relucientes y unos platos se consideran como los cimientos de una mesa bien presentada, si a esto le aportamos un ramo de flores en el medio, también un plato decorativo con frutas de diferentes modelos, conseguiriamos una labor sobresaliente con la exposición de la mesa.

Si existe una comida con comensales, se obstaculiza más, por que hay que cuidar los detalles con dedicación y no improvisar. Con objeto de colocar una mesa adecuadamente existe una colección de normas que inviolables, si queremos que nos feliciten por dicho evento. Además existen reglas exactas para presentar la cena, para la relevación de comidas, la combinación del menú y otros matices a los que tenemos que ver escrupulosamente.

A la hora de una comida en familia, el velador debe de haber sido sencilla, sin embargo dado que hemos explicado anteriormente alegre. El tapete a seleccionar, puede ser de diferentes tipos desde de un solo tono, pasando por multicolor o floreados, obedece bastante de la forma de adornar de tu casa, es prioritario colocar mas bajo del tapete un plastico que cuide la mesa de las salpicaduras y de los eventuales arañazos que ocurriera alrededor de la madera. La servilleta se prepara, con un doblez, encima o a la diestra del plato. La colocación de los tenedores y cuchillos siempre ha provocado incertidumbres, en efecto, a la derecha del plato se coloca la cuchara y el cuchillo, el cuchillo tendrá la hoja orientada al plato. A la izquierda pondremos el tenedor con las puntas mirando hacia arriba. Los cubiertos los dulces se ubican de forma horizontal delante del plato. A la hora de un almuerzo en casa utilizamos un solo cubilete, existen momentos que dos, uno con el vino y otro con el agua. Sobre el velador solemos colocar cada vez un jarrón de agua y una botella de vino, el pan seccionado en rebanadas, a veces colocamos otros aderezos. Todo esto a la hora de no tener que saliendo cada vez a al fogón.

En un evento gastronomico con comensales, la mesa alberga mayor valor y tendremos que atender con esmero al 100% los detalles, para ser un perfecto anfitrión. En dichos casos en el momento de seleccionar el tapete, es apropiado combinar con la vajilla, el almuerzo y el tipo de decoración de la sala en la que sucederá el evento. En relación a los platos se coloca uno delante de cada invitado con el paño en el centro ó a la derecha. Ponemos solamente los tenedores y cuchillos del primer cocinado y los del rodaballo, los que faltan se suman según nos disponemos a ir combinando platos, los tenedores y cuchillos de sobremesa se sitúan delante del servicio, si tenemos tenedor es necesario colocar las puntas en dirección hacia la derecha y en el caso que hay cuchillo el filo necesita estar hacia la izquierda. En las comidas de bastante etiqueta se consiguen depositar los platos cuando sirven el pastel. En las comidas con invitados, el número de vasos agranda. En un acto muy destacado, más vasos tendremos que colocar, la tasa superior de vasos puede ser de 4 y se ubican de la siguiente forma: de izquierda a diestra, de frente a la hoja del cuchillo situamos el de agua, a su derecha el de cerveza, a continuación del que empleamos para el vino blanco mientras que liquidamos a la hora de la copa de champán. El pan se ubica a la zurda del asistente, nunca a la diestra. Ello incluso ha creado confusiones en gran cantidad de personas. Siempre que acudimos a algún bautizo, se restituirá el chusco en el momento que se consuma. El vino para una comida de invitados no se coloca alrededor de el velador, además que se conduce en un mueble aparte.

chicaschicosyviceversa

Si deseamos sumarle un plato de entrantes, hecho poco habitual únicamente en reuniones gastronómicas de bastante reputación se realiza esto. Se colocará a la izquierda del invitado, ubicaremos un cuchillo chico sujeto en el plato, de forma que el asidero cree un ángulo de 90º con los cubiertos que se haya en nuestro lado izquierdo.

A la hora de decorar un velador no hay reglas obligadas, en este caso es apropiado emplear nuestra creatividad, lo principal supone recurrir a ornamentaciones muy rebuscadas que puedan ser inadecuado. Los aspectos apropiados pueden ser las flores puestos en ellas, con objeto de que no imposibilite ver a los otros asistentes, imagínense un ramo de flores de poco más o menos 100 cm, con una gran anchura, no podríamos observar a los sujetos que hay frente a el lugar y imposibilitaría una charla. Además tendríamos que impedir que destaque el olor de las frutas, suele existir individuos que les moleste el olor ó inclusive que padezcan alergia. Además se suelen poner cestas de frutas alegres, ó un centro de metal que consiga que el lugar disponga de una apariencia refinada.

Otro de los requisitos relevantes a la hora de que el acontecimiento suponga un buen acogimiento es como ponemos a los otros asistentes en la mesa, habitualmente en las mesas amplias. Los convidantes se sitúan ambos frente a frente, lados la mesa. A la derecha de ella se coloca el sujeto más importante del evento y a la izquierda el segundo en consideración. A la diestra del sujeto en el otro extremo ponemos al acompañante del individuo de mayor consideración y a la izquierda el siguiente en relevancia. El resto de individuos se colocan alternativamente según su importancia y antiguedad, de forma que aquellos que dispongan de menos importancia se disponen más retirados de los dueños del hogar.

chicaschicosyviceversa

En el momento de servir, antes al comensal destacado, después serviremos al acompañante del anfitrión, posteriormente al resto de señoras. Una vez concluido el servicio esposas iniciaremos con el sexo masculino empezando por el sujeto más fundamental y finalmente por el organizador. Surgen casos en las cuales no hay nadie más principal que uno, en esos supuestos empezaremos por la señora de más años.

A la hora de servir los distintos alimentos en el velador, debemos pensar en, que la bandeja se ofrece cada vez al comensal desde la zurda, solamente de esta forma se goza de una superior facilidad de desplazamientos con el brazo contrario que casi siempre es la diestra y facilitará presentar con más rapidez.

El primer servicio, o bien una sopa ó un consomé, además espaguetis, al contrario de los servicios faltantes que se degustarán posteriormente, se presentan en el servicio. Puede ser demasiado necesario que la ubicación de los distintos manjares en los servicios, va a ser demasiado colocada, hasta que los comensales alcancen servirse sin contrariedad. La ternera se prepara en la cocina y se coloca en los grandes platos en láminas, pero, el salmón se pone a los individuos en la bandeja con la cola hacia la derecha y la cabeza hacia la izquierda. El agua y el vino se colocan continuamente por la derecha.

La sobremesa cada vez se muestra al final de los platos, siempre que el lugar esté repasado de los residuos de pan, con el recojedor de migas, también recojemos los servicios y vasos que ya no sirven para el postre, con la sobremesa también atendemos los vinos dulces y una fuente de fruta donde colocaremos el limpia dedos lleno de agua, que se colocará a un lado del invitado.

Otro punto a destacar, es que las infusiones y los combinados no se presentan en la mesa ni en el sitio donde hemos comido, además que se presentan en otro habitáculo de la casa, cuando los invitados ya se han ido del habitáculo.

Los grandes platos con cocinados calientes que se calientan antes de llevarlos a la mesa, especialmente si se ha cocinado con mantequilla ó manteca de cerdo.

Siempre que ubicamos los comensales los cubiertos en el plato, damos a entender que se ha finalizado de cenar.

El éxito de el menu con nuestros sujetos, va a necesitar de la elección del menú, crearlo de manera creativa, por que si no hay servicio, tenéis que seleccionar comidas que no acarreen un desplazamiento contínuo de el horno, y un desorganización en la mesa, que supondría una molestia entre los individuos.

chicaschicosyviceversa

 

Comments are closed.