El buen estado psíquico se define como un equilibrio del estado emocional

El bienestar general supone la carencia de enfermedades y obviamente es objeto de especial atención por parte de la medicina. Supone estar bien físicamente, no tener problemas mentales y mantener vínculos sociales.

La forma física diremos que es la destreza que tiene el niño o la niña cuando se trata de hacer gimnasia, footing, nadar, correr, etc.. Jugar al tenis, al fútbol, hacer gimnasia, nadar o correr mejora la movilidad, evita el estrés, aumenta la confianza en uno mismo, nos permite perder peso, nos permite conciliar el sueño, nos permite realacionarnos con otras personas y también nos entretiene. Lo más conveniente de cara a mejorar su estado de salud es sin duda jugar al tenis, al football, ir al gimnasio, etc. una media hora al día.

El buen estado psíquico se define como un equilibrio del estado emocional de un hombre o una mujer y por supuesto la ausencia de enfermedades como los trastornos neurocognitivos, disfunciones sexuales, trastornos parafílicos, trastornos destructivos del control de los impulsos y de las conductas, etc.. El ser humano puede aprender a tomar decisones, sentir, resolver problemas, clarificar, comparar, relacionar, ordenar, identificar, etc. sin ningún impedimento.

La comida es realmente esencial para estar saludable. El buen estado general se puede conseguir evitando los alimentos que llevan mucha azúcar, puesto que si no lo hacemos podemos subir de peso, tener deficiencia en la ingesta de nutrientes, etc.

Hacer ejercicio evita el estrés. Además es imprescindible para evitar enfermedades de las arterias coronarias de vacunas de alergia, dolor axial, falta de respuesta de las células del cuerpo a la insulina que se produce, y otras afecciones.

Dormir bien va a ser primordial para mejorar las aptitudes físicas. Sin duda el lavado del cabello, lavarse los dientes, lavarse el cuerpo, etc. es indispensable de cara a la salud debido a que se pueden evitar la aparición de agentes patógenos y otras molestias.

Las conductas reiteradas que nos hacen daño suelen ser:

La falta de actividad física, debido a que hay que estar muchas horas en la oficina, vemos muchos programas de la televisión, nos pasamos demasiadas horas frente al ordenador, etcétera. Estas costumbres pueden provocar obesidad, deterioro cognitivo, irritabilidad, que se pierda la capacidad de conversar, etcétera.

Las posturas inapropiadas, ya que sentarse de manera inadecuada puede llegar a desencadenar problemas de salud como sería la escoliosis asimétrica.

Tomar alcohol, el consumo de tabaco y además la ketamina, el flunitrazepan, el cannabis, el GAB, la mentanfetamina, el N Bomb, las sales de baño, etc. perjudican la salud además de que generan dependencia.

Nuestro fetotipo va a influir en la salud y sin lugar a duda también La subida o la bajada excesiva de temperatura, ya que el exceso de oxidantes, sustancias radioactivas, partículas y aerosoles, etc. será perjudicial para la salud de todas las personas del mundo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comments are closed.