Cuando los romanos llegaron a europa, se hicieron alhajas distintas

A lo largo de todas las civilizaciones los relojes, pulseras, gargantillas , aretes, etc. se han hecho tanto para señoras como para caballeros, en casi todas las comunidades. Se han usado para lucirse en distintas partes del cuerpo y como adorno.

Los primeros collares, broches, brazaletes, etc. se fabricaron en El continente africano, exactamente durante la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

Hace 7.000 años se inventaron gargantillas, aros, alianzas, esclavas, etc. de un metal brillante de tonalidad rojiza.

En el antiguo Egipto las sortijas, cadenas, pulseras, etc. significaban opulencia e incluso se utilizaban para las iglesias.

En la grecia antigua no solían llevar aretes, sortijas, colgantes, brazaletes, etc. y si optaban por llevar alguna pieza era en situaciones especiales. Servían para hacer regalos aparte de que las mujeres llevaban sortijas, pulseras, gargantillas etc. para mostrar que pertenecían a una clase adinerada y realzar su belleza.

Cuando los romanos llegaron a europa, se hicieron alhajas distintas. La pieza de gemelos para camisas personalizados que se puso más de moda fue un imperdible que se enganchaba en las prendas de vestir, de esta forma no se descolocaban las prendas. Utilizaron bronce, oro, carey, jáde, zafiros, esmeraldas, perlas, etc., porque contaban con muchos recursos en el continente europeo. Diseñaban pendientes, brazaletes, cierres y collares. Y aparte hicieron joyas que cuelgan de un cordel y podían introducirles perfume. Las mujeres usaban aros, adornos prendidos en la ropa, cadenas, brazaletes, alianzas, etc., y los chicos se ponían sortijas.

Durante el movimiento que incluye renovaciones culturales y científicas y se retoman las premisas grecolatinas y las exploraciones de Juan Sebastián Elcano, Pedro Alvarez Cabral, Colón, Vasco de Gama, etc. marcaron por completo el desarrollo de la joyería en Europa.

En el reinado del militar napoleón bonaparte. Los expertos en joyas fabricaron gargantillas, esclavas, tocados, adornos que se llevaban prendidos en la ropa, colgantes y alianzas guardando una armonía.

Las alteraciones en las estructuras sociales además de la aplicación de las máquinas a la industria llevaron a que surgiera el profesional liberal como el comerciante, el pequeño terrateniente, abogado, arquitecto, escritor, etc. que podía adquirir joyas.

En nuestros tiempos las nuevas maquinarias de gemelos originales además de el uso del aluminio, hierro, bronce, estaño, cobalto, etc. han permitido que se puedan hacer joyas novedosas, y sin duda por un importe moderado.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los conocimientos de cara a la herbología

La actividad que consiste en usar las plantas con fines curativos no es una actividad que se lleve haciendo recientemente.

La OMS acredita los beneficios de esta actividad dado que será de gran ayuda para solventar sus trastornos de salud.

La herboristería se encuentra incluida dentro del ámbito que tiene que ver con la biomedicina y que la practican profesionales de la salud y naturópatas.

Existen lugares en los que se efectúan antipiréticos a base de plantas, y sin duda disponen de empleados que clasifican e investigan las plantas curativas. Ya que de esta forma se van descubriendo otras bondades de las plantas.

Los conocimientos de cara a la herbología han pasado de generación en generación y por supuesto en estos momentos se les da mucha importancia. Junto con los preparados antinflamatorios de herbolario salud natural, expectorantes, antitusivos, antinflamatorios, relajantes, etc. se fabrican citral, benzaldehído y acetato de amilo, jabones de manzanilla, etc.

Se ha visto que los antídotos sin componentes químicos van a tener propiedades diuréticas, expectorantes, tranquilizantes, estimulantes del sistema digestivo, astringentes, antimicrobianas, antinflamatorias, etc.

Las plantas que tienen propiedades antinflamatorias disminuyen la irritación de el tejido muscular, connectivo, nervioso y epitelial. Entre otros remedios tenemos el cardamomo, el jengibre, la verbena, el ajo, la arnica y el laurel.

Las pantas con propiedades antimicrobianas destruyen los microbios que causan afecciones y también ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo. Es bueno para todo esto el romero, el tomillo, la equinácea, el maitake, la salvia y el aceite de lavanda.

Las hierbas que retraen y producen constricción del tejido donde se aplican evitan la irritación cutánea e incluso crean una barrera protectora contra las infecciones. Son ideales el sauce, el pie de león, la vid roja, el pensamiento, la salvia y el rusco.

Las plantas diuréticas estimulan la producción y expulsión de orina. Lo más indicado sería el hinojo, la cola de caballo, el apio, el enebro, el comino y el perejil.

Las hierbas que nos ayudan a expectorar facilitan la expulsión de las secreciones que están en las vías respiratorias. Pruebe con mejorana, margarita, tomillo, malvavisco, boldo o gordolobo.

Las plantas de herbolario con propiedades tranquilizantes ayudan a controlar el desasosiego. Tenga en casa tila, albahaca, planta de San Juan, pasiflora, hierbaluisa o tila.

Las plantas idóneas para el estómago inducen al apetito y a la producción de jugos digestivos. Adquiera melisa, menta, cardo mariano, ulmus rubra, regaliz o manzanilla.

Las hierbas con propiedades curativas se pueden tomar a modo de infusión además de que pueden presentarse en cápsulas o compuestos alimenticios.

No se le olvide que es imprescindible contarle a su doctor los suplementos que se quiere tomar.

Si pasea por su ciudad, se dará cuenta de que hay un gran número de comercios especializados en herboristería en dónde encontrará las cápsulas que le venga bien y sin duda en las páginas webs.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn