Energía alimenticia con base de hidratos

En Europa existen infinidad de quesos de todos las clases y paladares que os imaginéis, hay quesos holandeses, españoles, daneses, De Francia…etc., sin embargo hoy observaremos en los quesos italianos. En aquel lugar el queso ha sido un componente esencial para la cocina de este lugar de la U.E. de orígenes latinos que es bañado por el Mar Mediterráneo y inicio de la cultura romana que trajo al resto de Europa su forma de convivir.

Trasteros Madrid

En este artículo resumiremos cada uno de los quesos más típicos de aquel bonito lugar. Podríamos haber elegido más quesos sin embargo este escrito puede ser un poco cansado, por ello, se han reservado estos:

Asiago: se fabrica en la provincia de Vicenza, se elabora con leche de vaca, aligerada parcialmente, en el formato fresco es agradable y dulce y en su método viejo es bastante picante, siendo apropiado para aderezando los platos de pasta en sustitución del queso de parma.

Queso Bel Paese: Es un queso esponjoso, un poco subido de sal y con un sabor muy agradable que se elabora por la comarca de la Lombardía.

Queso Bitto: originario de la provincia de la Valtellina, se produce con mezcla de queso de vaca y de cabra, en el momento que es fresco es agradable y cuando se cura mayor semanas tiene un gusto fuerte.

Queso Burrini: Son reducidos y característicos de la parte meridional de la zona itálica, cuya peculiaridad es que son rellenos de mantequilla.

Queso Crescenza: Fabricado con leche recién extraída de vaca, de tacto tierno, de color amarillento y un poco mantecoso. Su gusto es muy delicado recomendándose comerlo en invierno.

Queso Fontina: Procedente del valle de Aosta, también de gusto delicado, con un color casi crema, pasta tierna y poros reducidos.

Queso Gorgonzola: Queso además producido con lactosa de vaca, con un sabor potente y condimentado. Lo exclusivo de este queso consiste en que mediante la madurez y ocasionado por la floración del moho se generan unos muescas verdes.

Trasteros en Madrid

Queso Grana: Es un queso exclusivo en su tipo, que no se parece a ningún queso foráneo ó de Italia. Es natural de la parte de Emilia que se aprecia radicada entre Parma y Reggio, además se le llama parmesano. Las pajas de esta parte de Italia, poseen una característica especial que hacen que el queso y la leche dispongan de un gusto y un olor muy particular. Dicho queso tiene mejor paladar cuanto más conservado permanece, dicha curación suele durar de dos a 4 años, dividiéndose en viejo y muy viejo. Es un queso compacto de cáscara externa muy oscura y tono crema. Esencial en la cocina de italia.

Queso Mascarpone: Queso de paladar delicado, mantecoso y color bastante blanco, se consume continuamente natural en invierno ya que si se demora en consumir se vuelve pasado.

Queso Mozzarella: Procedente de la Italia del sur se elabora con lactosa de Búfala, se realiza moldear la pasta como hebra, actualmente este queso ha perdido su olor típico al fabricarse de manera comercial, no es fuerte y su textura es bastante blanda, lo mejor es consumirla al día siguiente de su fabricación.

Queso Pecorino: dicho queso es propio de la región del Lacio, preparándose con leche de oveja. Su textura es granulosa y clara, teniendo un sabor picante, su sistema viejo es muy consumido en las recetas italianas.

Queso Provatura: este queso se degusta bastante natural, posee medida y volumen de 1 huevo, su fabricación es por el proceso de la pasta fibrosa. El inicio es también en Lacio.

Queso Provolone: El queso se podría comer natural ó curado se fabrica con lactosa de búfala estando graso y de pasta tierna.

Queso Ricotta: Es lo que llamamos requesón que consiste en el queso que se produce al hervir el suero sobrante de la fabricación.

Queso Robiola: Queso de pasta delgada, aceitoso y sabor agradable. Es un queso de las zonas del Piamonte y Lombardía, la denominación proviene del tono de la corteza que antes estaba colorada.

Queso Taleggio: Es un queso además Lombardo. Lo más especial de dicho queso es su aroma potente, aunque su paladar es delicado, de color entre blanco, amarillo y graso.

Queso Tomini: Pueden ser quesos muy reducidos, que se elaboran con lactosa de cabra, conservándose mas tarde con pimienta.

Trasteros Madrid

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Alimentarse con productos autoctonos

En El viejo continente tenemos infinidad de quesos de todos las clases y paladares que os podáis imaginar, existen quesos holandeses, españoles, de Dinamarca, franceses…etc., sin embargo hoy nos fijaremos en los quesos italianos. Allí el queso es un ingrediente esencial para la dieta de dicho país europeo de costumbres latinas que es rodeado por el Mar Mediterráneo y origen de la civilización romana que trasladó al resto de Europa su manera de vivir.

chicaschicosyviceversa

En este artículo enumeraremos cada uno de los quesos más característicos de aquel bonito país. Deberíamos haber elegido más quesos sin embargo el texto puede ser un poco pesado, por lo cual, se han escogido estos:

Asiago: se realiza en la zona de Vicenza, se fabrica con leche de vaca, sin nata parcialmente, en el método fresco es agradable y dulce y en su método viejo es demasiado fuerte, usándose para aderezando los cocinados de pasta en vez del queso de parma.

Queso Bel Paese: Es un queso esponjoso, algo elevado de sal y con un gusto muy suave que se elabora por la zona de la Lombardía.

Queso Bitto: procedente de la provincia de la Valtellina, se produce con mezcla de queso de vaca y de cabra, en el momento que es natural es agradable y cuando se seca mayor semanas tiene un sabor condimentado.

Queso Burrini: Son pequeños y característicos de la zona meridional de la parte itálica, cuya peculiaridad es que son colmados de margarina.

chicaschicosyviceversa

Queso Crescenza: Fabricado con leche recién extraída de vaca, de tacto blando, de color crema y algo cremoso. Su sabor es bastante delicado recomendándose comerlo en invierno.

Queso Fontina: Originario de la cuenca de Aosta, además de sabor tierno, con un tono como amarillento, pasta blanda y agujeros reducidos.

Queso Gorgonzola: Queso además elaborado con lactosa de vaca, con un gusto fuerte y condimentado. Lo único de dicho queso consiste en que mediante la madurez y ocasionado por la floración del verdín se forma unos muescas verdes.

Queso Grana: Es un queso exclusivo en su tipo, que no se asemeja a ningún queso extranjero ó italiano. Es natural de la parte de Emilia que se aprecia radicada entre Parma y Reggio, también se le denomina parmesano. Los forrajes de esta región de Italia, poseen una característica especial que consiguen que el queso y la leche dispongan de un paladar y un olor bastante peculiar. Este queso tiene mejor paladar cuanto más conservado está, dicha curación suele permanecer de dos a cuatro años, distinguiéndose en viejo y muy viejo. Es un queso denso de corteza superficial negra y tono amarillento. Esencial en la cocina de italia.

Queso Mascarpone: Queso de paladar tierno, cremoso y color muy claro, se consume siempre natural en invierno ya que si se demora en consumir se regresa rancio.

Queso Mozzarella: Originario de la Italia del sur se fabrica con leche de Búfala, se efectúa modelando la pasta como hebra, en la actualidad dicho queso ha desaparecido su olor propio al fabricarse de forma industrial, no es picante y su pasta es demasiado blanda, lo mejor es comerla al día posterior de su elaboración.

Queso Pecorino: dicho queso es propio de la región del Lacio, preparándose con lactosa de oveja. Su pasta es granulosa y blanca, teniendo un sabor picante, su formato viejo es muy utilizado en las recetas italianas.

Queso Provatura: este queso se degusta muy fresco, posee medida y volumen de un huevo, su elaboración es por el procedimiento de la pasta fibrosa. El origen ha sido también en Lacio.

Queso Provolone: Este queso se suele comer fresco ó viejo se fabrica con leche de búfala estando aceitoso y de pasta tierna.

Queso Ricotta: Es lo que denominamos requesón que es el queso que se produce al cocer el suero excedente de la elaboración.

Queso Robiola: Queso de pasta fina, aceitoso y paladar suave. Es un queso de las partes del Piamonte y Lombardía, el nombre procede del tono de la cáscara que antes estaba rojiza.

Queso Taleggio: Es un queso también de la Lombardía. Lo más particular de dicho queso es su aroma potente, aunque su sabor es tierno, de color entre blanco, amarillo y aceitoso.

Queso Tomini: Son quesos demasiado pequeños, que se elaboran con leche de cabra, conservándose mas tarde con pimienta.

chicaschicosyviceversa

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los hidratos elemento imprescindible en comida italiana

En Europa tenemos infinidad de quesos de la mayoría de las clases y sabores que os imaginéis, hay quesos holandeses, de España, daneses, franceses…etc., pero ahora nos fijaremos en los quesos italianos. Allí el queso ha sido un ingrediente básico para la cocina de dicho lugar europeo de orígenes latinos que es cercado por el Mar Mediterráneo y origen de la cultura romana que trajo al resto de Europa su forma de habitar.

En este artículo enumeraremos cada uno de los quesos más típicos de este hermoso lugar. Podríamos haber elegido más productos lácteos sin embargo el escrito sería un poco cansado, por ello, se han escogido estos:

Asiago: se realiza en la zona de Vicenza, se efectúa con leche de vaca, desnatada parcialmente, en el formato fresco es suave y deleitoso y en su método antiguo es muy picante, siendo apropiado para aliñando los cocinados de pasta en sustitución del queso parmesano.

eliminar celulitis

Queso Bel Paese: Es un queso esponjoso, un poco salado y con un regusto bastante suave que se fabrica por la comarca de la Lombardía.

Queso Bitto: natural de la provincia de la Valtellina, se produce con combinación de queso de vaca y de cabra, cuando es natural es agradable y cuando se seca más semanas tiene un sabor fuerte.

Queso Burrini: Son reducidos y característicos de la zona meridional de la península itálica, cuya peculiaridad es que son atiborrados de mantequilla.

Queso Crescenza: Creado con lactosa recién extraída de vaca, de toque esponjoso, de color amarillento y algo cremoso. Su sabor es muy tierno recomendándose comerlo en invierno.

Queso Fontina: Natural del valle de Aosta, además de sabor delicado, con un color como crema, pasta tierna y agujeros reducidos.

Queso Gorgonzola: Queso también producido con lactosa de vaca, con un paladar potente y condimentado. Lo único de dicho queso es que mediante la madurez y ocasionado por la floración del verdín se forma unos surcos verdes.

Queso Grana: Es un queso único en su tipo, que no se parece a ningún queso foráneo ó italiano. Es originario de la zona de Emilia que se aprecia radicada entre Parma y Reggio, además se le denomina parmesano. Los pastos de esta zona de Italia, albergan una propiedad especial que consiguen que el queso y la lactosa dispongan de un gusto y un aroma demasiado peculiar. El queso sabe mejor cuanto más curado está, aquella curación suele permanecer de 2 a 4 años, dividiéndose en viejo y muy viejo. Es un queso compacto de cáscara superficial negra y tono vainilla. Esencial en la dieta italiana.

eliminar celulitis

Queso Mascarpone: Queso de sabor delicado, cremoso y color muy claro, se degusta continuamente natural en invierno ya que si se demora en comer se regresa rancio.

Queso Mozzarella: Originario de la Italia del sur se elabora con lactosa de Búfala, se efectúa modelando la pasta como hilo, hoy en día este queso ha perdido su aroma típico al elaborarse de forma comercial, no es fuerte y su textura es muy tierna, lo mejor es consumirla al día posterior de su elaboración.

Queso Pecorino: dicho queso es propio de la parte del Lacio, desarrollándose con lactosa de ovina. Su pasta es granulosa y blanca, disponiendo de un gusto condimentado, su formato viejo es bastante consumido en las recetas italianas.

Queso Provatura: este queso se come bastante fresco, posee medida y capacidad de un huevo, su manufactura es por el proceso de la textura fibrosa. El inicio ha sido también en Lacio.

Queso Provolone: Este queso se podría comer natural ó viejo se realiza con lactosa de búfala siendo graso y de pasta blanda.

Queso Ricotta: Es lo que denominamos requesón que consiste en el queso que se produce al cocer el suero sobrante de la elaboración.

Queso Robiola: Queso de textura delgada, graso y sabor suave. Es un queso de las partes del Piamonte y Lombardía, la denominación viene del tono de la corteza que antes estaba rojiza.

Queso Taleggio: Es un queso también Lombardo. Lo más especial de dicho queso es su olor potente, aunque su gusto casi siempre es tierno, de color casi blanco, vainilla y aceitoso.

Queso Tomini: Son quesos muy reducidos, que se elaboran con lactosa de cabra, conservándose mas tarde con pimienta.

eliminar celulitis

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Alimentarse y quemar grasas

En El viejo continente hay gran cantidad de quesos de la mayoría de las clases y paladares que os podáis imaginar, hay quesos holandeses, de España, de Dinamarca, De Francia…etc., pero ahora nos fijaremos en los quesos italianos. En aquel lugar el queso ha sido un componente primario para la dieta de aquel lugar de la U.E. de hábitos latinos que es bañado por el Mar Mediterráneo y inicio de la cultura romana que trasladó al resto de Europa su forma de habitar.

Vendaje neuromuscular

En dicho escrito mencionaremos todos los quesos más característicos de este bello lugar. Podríamos haber elegido más productos lácteos sin embargo el escrito sería un poco extenso, por lo tanto, hemos reservado estos:

Asiago: se elabora en la zona de Vicenza, se fabrica con leche de vaca, desnatada parcialmente, en el método fresco es suave y dulce y en su método viejo es muy picante, siendo apropiado para aliñando los guisos de pasta en sustitución del queso de parma.

Queso Bel Paese: Es un queso blando, algo elevado de sal y con un gusto bastante suave que se fabrica por la zona de la Lombardía.

Queso Bitto: procedente de la zona de la Valtellina, se produce con combinación de queso de vaca y de cabra, cuando es natural es suave y en el momento que se seca más semanas tiene un gusto condimentado.

Queso Burrini: Son pequeños y típicos de la zona sur de la parte itálica, con la particularidad es que están atiborrados de margarina.

Queso Crescenza: Elaborado con leche recién ordeñada de vaca, de toque tierno, de color crema y algo mantecoso. Su gusto es bastante delicado recomendándose comerlo en invierno.

Queso Fontina: Natural de la vaguada de Aosta, además de gusto delicado, con un tono casi amarillento, pasta tierna y poros reducidos.

Queso Gorgonzola: Queso también producido con leche de vaca, con un gusto potente y picante. Lo único de este queso consiste en que mediante la sazón y ocasionado por la aparición del verdín se forma unos surcos esmeralda.

Kinesio Tape

Queso Grana: Es un queso único en su género, que no se parece a algún queso foráneo ó italiano. Es originario de la región de Emilia que está radicada entre Parma y Reggio, también se le denomina parmesano. Las pajas de esta región de Italia, poseen una característica peculiar que hacen que el queso y la leche tengan un sabor y un olor demasiado singular. Este queso tiene mejor gusto cuanto más curado permanece, aquella curación suele durar de 2 a 4 años, dividiéndose en viejo y muy viejo. Es un queso denso de corteza externa muy oscura y tono vainilla. Básico en la dieta italiana.

Queso Mascarpone: Queso de sabor delicado, mantecoso y tono muy blanco, se degusta continuamente natural en invierno ya que si se tarda en comer se regresa pasado.

Queso Mozzarella: Procedente de la Italia meridional se efectúa con leche de Búfala, se fabrica moldear la pasta igual que hilo, actualmente el queso ha perdido su aroma típico al fabricarse de forma comercial, no es fuerte y su pasta es bastante tierna, lo mejor es comerla al día siguiente de su fabricación.

Queso Pecorino: dicho queso es típico de la zona del Lacio, preparándose con leche de oveja. Su textura es áspera y clara, teniendo un gusto picante, su formato viejo es muy utilizado en las cocinas italianas.

Queso Provatura: este queso se degusta bastante fresco, tiene forma y volumen de 1 huevo, su manufactura es por el progreso de la pasta hilada. El inicio ha sido también en Lacio.

Queso Provolone: Este queso se puede comer fresco ó viejo se fabrica con lactosa de búfala siendo graso y de pasta tierna.

Queso Ricotta: Es lo que llamamos requesón que es el queso que se produce al cocer el suero excedente de la elaboración.

Queso Robiola: Queso de textura delgada, graso y paladar agradable. Es un queso de las partes del Piamonte y Lombardía, el nombre procede del tono de la cáscara que antes estaba rojiza.

Queso Taleggio: Es un queso además de la Lombardía. Lo más particular de dicho queso es su olor potente, aunque su paladar casi siempre es delicado, de color casi claro, vainilla y aceitoso.

Queso Tomini: Son quesos muy reducidos, que se elaboran con lactosa de cabra, manteniéndose posteriormente con pimienta.

Kinesiotape

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn